lunes, 23 de enero de 2017

Comburentes

Era una tarde de invierno, el frío pasaba factura y yo le esperaba impaciente subida en mis tacones de 15 centímetros con mi pelo castaño rizado suelto completamente, mi tanga de encaje blanco y mi top a juego con los tacones. Todo estaba preparado tal y cómo habíamos hablado por la mañana y él estaba a punto de llegar del trabajo.



Y de repente...- ''toc'' ''toc''- Era él, estaba claro, pero aun así abrí la puerta despacito y me asomé para asegurarme quien era. Le cogí de la camiseta y lo metí para adentro lo más rápido que pude. Él se quedó estupefacto observando mi cuerpo así que lo cogí y lo estampé contra la pared en un beso apasionado mientras le cogía el paquete con fuerza. Notaba cómo su sexo crecía y crecía así que no pude esperar más , me despegué de su boca y de rodillas, le bajé los pantalones.




Él sólo pudo echar la cabeza para atrás y apoyarla en la pared porque ya sabía lo que le esperaba. Sabía que me había puesto muy cachonda por la mañana y que necesitaba una buena polla. Se la cogí y comencé a lamersela toda de arriba a abajo,desde los huevos hasta la punta, lubricando bien cada rincón mientras mi mano se acercaba a la puntita juguetona que me esperaba impaciente. 




Y mis dos manos se empezaron a mover como hermanas de arriba a abajo haciéndole estremecerse del gusto que le daba.

- Tienes unas manos espectaculares - dijo entrecortado.
+ Pues aún no lo has visto todo.
- Ufff....



Su boca cada vez se abría más y su cara lo decía todo, lo estaba disfrutando, pero no era el único. Mis ganas de metérmela en la boca aumentaban con cada movimiento así que no pude contenerme y mi lengua se volvió loca en su punta, moviéndose de un lado a otro, haciéndole sufrir con la idea de que se la chupara ya, pero no, me encantaba tenerle en vilo y lo estaba consiguiendo.



Empezó a gemir y consiguió su cometido, comencé a comérsela con tal gana que empecé a mojar mi tanga del gusto que me estaba dando tenerle tan cachondo por mi culpa. Él solo podía cerrar los ojos, respirar fuerte y gozar mientras yo hacía mi trabajo. Mis ojos se centraban en los suyos, no le apartaba la mirada y mi sexo cada vez estaba más caliente, me ardía entre las piernas, palpitaba de placer, tenía que hacer algo...


Comencé a masturbarme mientras acababa mi tarea y los gemidos entrecortados por su polla en mi boca le ponian mucho más, pero no era suficiente, mi ritmo bajaba al concentrarme en mis dedos y eso él no podia permitirlo así que me cogío del pelo y me apretó todo lo fuerte que pudo contra su miembro, lo que no me dejaba apenas respirar, pero sinceramente... me encantaba. 


Lo cogí y lo tiré a la cama para comersela lo mejor que sé, de abajo a arriba, con movimientos circulares, con la lengua, las manos y todo lo posible. Él se estremecía, sólo gemía y  me observaba sin perder detalle (me encanta que me observen mientras hago una buena comida de polla). De repente me cogió del culo y me lo puso en su cara. Mientras tanto, no pude parar de chupar aquella gloria que tenía entre las piernas, lo estaba disfrutando y ahora con él ahí abajo, no sabéis cuanto...


Nos quedaba poco, estábamos muy cachondos y no nos dejábamos ni respirar el uno al otro, la lujuria nos poseía y no había nada que pudiera pararnos. Yo notaba que ya llegaba, - ¡Joder, qué bien lo haces! -, mis piernas comenzaron a temblar ante lo que sabían que vendría,las gotas le caían a la cara como si de rocío se tratara y al fin, un orgasmo pleno me inundó. 



El estaba fascinado ante aquella escena que había conseguido y no tardó en meterme su polla en la boca y follármela como quiso, Me cogía del pelo para sujetar mi cabeza y me daba con todas sus ganas, tenía ganas de correrse y no lo escondía, la leche estaba cerca, lo presentía.



Le ayudaba con la lengua, la movía suavemente por todo el tronco de su enorme tranca y lo miraba fijamente mientras lo hacía, lo que lo ponía aún mas, de repente sentí un calor intenso que se acercaba y el pálpito de sus huevos auguraban un final más que feliz, así que me la saqué de la boca y recibí gustosa mi premio. Había sido muy buena y mi regalo no era para menos.


- Tenemos que repetir esto más
+ Joder, que guarra eres, me encantas.

14 comentarios:

  1. Lo primero de todo te tengo que felicitar, Lujurias Carnales, por dos cosas: la primera por el homenaje que me transmites nada más entrar en tu blog y el cual es todo un honor, y el segundo por deleitarnos con un relato tan magnífico, que sinceramente me deja sin aliento... y con mucha lujuria carnal...

    Ya que me has pedido mi sincera opinión te la voy a dar. Me ha encantado el relato, has sido sexual, directa y sobre todo muy muy excitante. Me gusta esa perfecta unión entre lo que describes, lo que sientes, y las imágenes. Inmejorable.

    Sin embargo, creo que tienes mucho más que dar. Considero que en tus próximos relatos (espero que no nos hagas esperar mucho) vayas subiendo la temperatura del blog, siendo más descriptiva, más sexual todavía, excitante y con unas historias que nos dejen pasmados. Estoy seguro que esto que acabo de decirte, pasará.

    En conclusión, no puedo hacer otra cosa más que darte la más sincera enhorabuena por este blog que ya está en la lista de mis favoritos. Además, ahora me siento seducido, no solo por tu blog, sino por Lujurias Carnales.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pecados... tan seductor como siempre, no sabes cuanto me alegra este comentario, sé que la cosa es un poquito floja pero no queria usar todas mis armas al principio, como el buen sexo, hay que ponerle ganas pero ir poco a poco. Ahora entiendo cómo te sientes cuando escribes y... es normal que tengas tantos relatos, ¡así es imposible concentrarse! Yp tambien espero atenta otro de tus grandiosos relatos. De nuevo, gracias
      Besos lujuriosos

      Eliminar
    2. Para nada resulta flojo Lujurias, todo lo contrario. Con solo leer el relato queda claro lo bien y lo mucho que te gusta comer una buena polla. Siempre he dicho en mis relatos y en mi vida personal que una mujer que sabe comer bien la polla es todo un arte, porque es lo típico que mucha gente se cree que lo hace bien... pero al final nada. Y por lo que puedo comprobar en tu relato, tú si que eres una artista. Palpo como disfrutas adentrándote en la boca una dura y gorda polla, recorriéndola con tu lengua, por la punta, de arriba a abajo, sintiendo como te llega hasta el fondo de la boca... y tal vez más. Dándole todo el placer posible, dejándote hacer, hasta que al final, sientes toda esa terrible corrida caliente en tu boca y tu cara tras este magnífico polvazo.

      Creo que no se puede decir mejor, pero si que puedes decir más, mucho más, sobre muchas cosas más. Por eso espero que escribas sobre el buen sexo lleno de lujuria.

      Besos.

      Eliminar
    3. Te doy mi palabra pecados, desde luego he tenido un GRAN maestro amante del buen sexo. Mil gracias.
      Besos carnales

      Eliminar
    4. He vuelto a releer este relato y la verdad es que tengo que decirte que me encanta. En primer lugar porque estás en plan puta total, y eso me encanta a la vez que me vuelve loco; y en segundo lugar porque es un texto muy guarro y lo ilustras con las imágenes adecuadas...

      No puedo hacer otra cosa que decirte que mi sexo ya asoma por el borde del pantalón únicamente de leer tu relato de nuevo y que espero seguir hablando contigo tanto en público como por privado a través del correo.

      Besos.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Me alegra que este relato cause esa impresión tan pícara en tí.
      Besos carnales

      Eliminar
    2. Pues si... pícaro, sobre todo. Ya seguía a Pecados en carne asi que una cosa llevó a la otra.

      A tus Pies.

      Eliminar
  3. Vengo del blog de Pecados, y quise conocer el tuyo y mmmmm este también es tan excitante como el de él, así que te felicito y a la vez te doy la bienvenida en estos mundos mágicos blogueros, un placer ha sido haber venido a tu blog a ver esta entrada.

    Besos pecaminosos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que vengas del blog de Pecados, él fué el que hizo que me lanzara a este mundillo y sinceramente, me encanta. Espero que nos veamos mucho más por aquí Maria perlada.
      Besos carnales

      Eliminar
  4. que bien escribes lujurias!Te sigo también desde pecados, a ver si nos deleitas con más textos así llenos de sexo y pasión!

    besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantada de contar con una lectora tan fogosa como tú, espero tenerte muchas veces por aquí.
      Besos carnales

      Eliminar
  5. Vaya sorpresa descubrir este blog!! Vengo desde el de "pecados en carne". Te felicito por lanzarte al mundo de la escritura sexual y más por hacerlo a través del formato blog. Aquí encontraraß mucho espacio similar a tu estilo.
    Centrándome en la entrada, te diré que me parece muy buena para ser la primera, la encuentro floja en el aspecto sexual profundo...pero a mí me va más la dureza descriptiva...pero eso es algo que se pule y estoy segura mejorará...obviamente..materia prima te sobra...
    Enhorabuena por tu iniciativa...para algun@s "blogger" es una válvula de escape...
    Con tu permiso...me quedo en tu blog...y enhorabuena otra vez por este espacio..
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias! Gran maestro este pecados nuestro... la verdad es que lo leo desde hace poco y me encantó y por eso pensé en lanzarme también al mundo de la escritura y sobre todo a este mundo que me encanta tanto, el sexo.
    Me alegra que seáis tan objetivos conmigo, intentaré ser mucho más descriptiva en la próxima entrada, no lo dudeis.
    Muchas gracias y siéntete como en casa.
    Besos lujuriosos

    ResponderEliminar